lunes, 2 de marzo de 2020

Ámsterdam es una ciudad maldita. Diarios amsterdameses [2014-2019]: ANTONIO CRUZ ROMERO

Un diario notariza el tiempo ilegal, el que duele, el que deja al diarista sumido en las tinieblas y que en el futuro servirá, por un lado, de validación de datos, hechos y justificación de la conducta del «narrador», y por otro para que algunos lectores se reconozcan y lleguen a apreciar la luz que parecía faltar en algunos textos de honda oscuridad. También en este documento elegíaco, un réquiem de lluvia ácida, Antonio Cruz es testigo, padre, poeta, traductor, prófugo del amor y desterrado: «Sólo escribo cuando hay muerte y dolor a mi alrededor, y cuanto mayor es, más y mejor escribo».

En estos diarios, que comienzan en 2014 y acaban en los primeros días de 2020, Ámsterdam, que es una de los protagonistas, aparece con un pasado luminoso, donde la felicidad tenía su jardín, y con un presente y futuro oscuros y tenebrosos donde la muerte y el olvido tienen su huerto. Nos encontramos con Bach, Rembrandt, Descartes, Liszt, Spinoza, Billie Holiday y una nómina de poetas holandeses que enriquecen este diario y lo hacen imprescindible para conocer un periodo crucial de la literatura neerlandesa.

Posiblemente las mejores páginas del texto, donde afloran el dolor, la ternura y la alegría del diarista, sean las que hablan de sus hijas, cuando el autor se embelesa reflejado en la mirada de Noa, en la sonrisa de Sophie, es ahí donde nos hacemos participes de la angustia de un padre.

Ámsterdam es una ciudad maldita es una dolorosa confesión, un viacrucis en una ciudad donde la lluvia es la cruz a cuestas en la soledad del diarista, una amarga reflexión de convivencia y el derrumbe de un hogar, pero es también un diario poético, crudo, real, amargo, nostálgico, alegre y triste. En él resuena el dolor de Antonio Cruz, de un hombre desamparado, cuya «existencia es una forma de elegía».

HILARIO BARRERO



Ámsterdam es una ciudad maldita. Diarios amsterdameses [2014-2019],
ANTONIO CRUZ ROMERO. Ravenswood Books editorial, 2020.
Prólogo de Hilario Barrero.



ANTONIO CRUZ ROMERO
Poeta, narrador, neerlandista y traductor, ha cursado estudios de Magisterio y Ciencias judaicas, y es titulado como profesor de conservatorio en la especialidad de Saxofón clásico. 
Ha publicado relato, novela, poesía y ensayo, además de traducciones, siendo especialista en poesía neerlandesa.
Es el fundador y editor de las revistas literarias Ravenswood Magazine (2014-2018) y Atonaal. Revista de poesía y otras hierbas infumables, y sus artículos y poemas han aparecido en diversas publicaciones nacionales e internacionales. 
Miembro de la sección de poesía de la Dutch Foundation for Literature (Nederlands Letterenfonds), ha sido becado en varias ocasiones como “translator in residence” en la Casa del traductor de Ámsterdam (Het Vertalerhuis Amsterdam). 
Su blog lleva por título Sobre filias y fobias literarias, tiene dos hijas, y durante cinco años tocó el saxofón en una big band.

sábado, 18 de enero de 2020

No sé bien con quién estoy hablando: MENNO WIGMAN

MENNO WIGMAN (1966—2018). Poeta, traductor, ensayista y editor de poesía, está considerado el poeta en lengua neerlandesa más brillante de su generación. 

Fue a finales de 2002 cuando el poeta Frank Starik invitó a Menno Wigman a formar parte de una organización sin ánimo de lucro cuyo nombre responde a De Eenzame Uitvaart (El funeral solitario), formada por un conjunto de poetas que se autodenominan como el «Grupo de la muerte», y a quienes se les pide, como auténticos poetas de guardia, que escriban un poema para el funeral de una persona muerta en absoluta soledad y generalmente sin familiares que se puedan hacer cargo del cuerpo. El poeta invitado, tras indagar sobre la vida y muerte del difunto, dispone de unos días para componer unos versos que leerá en voz alta frente a su tumba. 

El personal voluntario de De Eenzame Uitvaart se encarga de visitar la casa del difunto, de acudir al tanatorio para velarlo y de depositar flores junto a su ataúd, mientras que el poeta escoge la música, compone y lee el poema, en un hermoso gesto lleno de humanidad. 

En No sé bien con quién estoy hablando (Los poemas de El funeral solitario), poemario publicado de manera póstuma, se recogen todos los poemas que Menno Wigman compuso para De Eenzame Uitvaart.


No sé bien con quién estoy hablando 
(Los poemas de El funeral solitario), MENNO WIGMAN. 
Ravenswood Books editorial, 2020. 
Edición de Antonio Cruz Romero.

martes, 25 de junio de 2019

Revista Atonaal #2. En las alas invisibles de la poesía. Los pájaros y los poetas


© Óleo de cubierta: Renée van Leeuwen


POETAS:
Francisco Álvarez, Hilario Barrero, Susana Benet, William Blake, Nicolás Corraliza, Antonio Cruz, José Iniesta, José Luis López Bretones, Joan Margarit, Jesús Montiel, José Luis Parra, Diego Reche, Antonio Rivero Taravillo, Eloy Sánchez Rosillo, Miguel Veyrat, Roger Wolfe y James Wright

Óleo de cubierta: Renée van Leeuwen 
Témperas de contraportada y colofón: A. Cruz 
Ilustraciones: Susana Benet, Hilario Barrero 
Fotografía: Reyes Sierra



jueves, 28 de marzo de 2019

La muchacha tras el cristal: ILSE STARKENBURG

Ilse Starkenburg, poeta y narradora, nació en 1963 en Dieren (Países Bajos). Ha cursado estudios de Filología neerlandesa así como Filosofía en la Universidad de Groninga.

© Wouter le Duc
Starkenburg debutó en 1987 en la revista Maatstaf, y posteriormente sus cinco poemarios han aparecido en la importante editorial neerlandesa De Arbeiderspers, en donde también fue publicado el libro de relatos De blinde vlek op de kaart [El punto ciego sobre el mapa]. Ha participado en los festivales de poesía más relevantes tanto de su país como internacionales, apareciendo en diversas antologías y revistas literarias.

Por momentos hermética y enigmática, en ocasiones de un misticismo minimalista, pero sobre todo profundamente surrealista, su poesía se adentra en las antiguas sendas del experimentalismo de los Países Bajos y Flandes arrastrando reminiscencias de poetas como Lucebert, Kouwenaar o Snoek, si bien un toque de oscuro y lejano romanticismo inunda parte de sus composiciones.

Ilse Starkenburg es en la actualidad una de las poetas más sugerentes y singulares de las letras neerlandesas. 
A.C.R.
 



La muchacha tras el cristal. Antología minimalista. ILSE STARKENBURG. Ravenswood Books 2019. Edición de Antonio Cruz Romero.


sábado, 15 de diciembre de 2018

Revista Atonaal #1. Sergio Mayor

Tras cuatro intensos años y 17 números editando trimestralmente la revista Ravenswood Magazine, queda atrás una etapa para dar la bienvenida a otra nueva con la Revista Atonaal, en cuyo primer número presentamos una sorprendente suma teológica del gran Sergio Mayor con una selección de textos que hemos titulado: ESCRITOS SACROS EN LA ERA DE LA PESTE DIGITAL {AñO <0}


(Me pidió el editor de la revista Atonaal una biografía y no tenía. Literalmente. Hoy escribo estos apuntes. No encuentro las fechas) 

Éramos raros en casa. Mi madre leía a Swedenborg. Mi padre escribía libretos de ópera sobre un rey negro de Finlandia. ¿Nunca se fijaron en el mendigo que rechazaba las monedas y dormía en los zaguanes de King´s Road y no podía entrar a Waterstones porque era evidente que quería robar los libros de los poetas? ¿No se fijaron en su aspecto de profeta? Una vez maté a un hombre, un hecho profundamente literario. Tenía trece años y hacía frío en la Perspectiva Nevsky. Tuve una novia que se suicidó, otro hecho luctuoso y literario. Pero miren, “se acabó, y ya no tiene remedio y eso es un consuelo, como dicen en Turquía cuando se equivocan de hombre al cortarle la cabeza”. Tengo cortes en las dos muñecas y quemaduras de cigarros en los brazos. He sido una leyenda en los servicios de Traumatología y Resucitación del hospital Negrín. He sobrevivido a setecientas sobredosis. He visto a Dios muchas veces, pero fue siempre en el infierno, que es el lugar de su piedad. ¿Me vale esto para una biografía o me excedo con los datos? A veces dibujo cementerios y gusanos que devoran marcapasos y caderas de titanio. Una vez me confesé y el cura, un hombre santo, me encañonó con una pistola, o quizás era un crucifijo afilado. Dijo que moriría en hedor de Satanás. Hice varias pruebas de inteligencia, primero en el colegio y luego en los cuarteles. Sacaba el cociente más alto. He corregido esos excesos con otros excesos. Los estupefacientes. Ahora soy un bruto. No tengo oro. Salvado. Me gustaron siempre estos versos de Artaud: “No es posible que al final el milagro no estalle/ He trabajado demasiado para ser puro y fuerte/ He perseguido demasiado el mal” He amado a una mujer por sus ojos, solo sus ojos, formas visibles de Dios. Una erótica oftalmológica, supongo. Soy el tipo que iba aquella tarde por la calle Tablas. Me refiero a la tarde que nació el Tiempo. Que los cosmólogos revisen los datos. La vida estalla en mil novecientos ochenta y siete.

SERGIO MAYOR



SERGIO MAYOR nació en Las Palmas. Vive retirado en una cueva de las Badlands de Granada.

jueves, 15 de noviembre de 2018

Homenaje a Slauerhoff. Magazine #17

JAN JACOB SLUERHOFF


Sumario

p. 4 De todos modos la vida entera está perdida – JAN JACOB SLAUERHOFF 
p. 5 Storm op de zee – NOA CRUZ 
p. 6 El final – JAN JACOB SLAUERHOFF  
p. 7 El Érebo – JAN JACOB SLAUERHOFF  
p. 22 Si de mí dependiera, se traduciría todo Slauerhoff – ANETA DANTCHEVA / ALEJANDRA SZIR  
p. 30 Slauerhoff el solitario – PATRIZIA FILIA  
p. 32 Saudade – JAN JACOB SLAUERHOFF  
p. 33 Fleur de marècage – NOA CRUZ 
p. 34 Permanecer navegando en desilusión inconsolable. Slauerhoff y el mar – ARIE POS • 
p. 47 Jan Jacob Slauerhoff: un poète maudit seducido e influido por Hispanoamérica – ANTONIO CRUZ 
p. 66 Decadencia – JAN JACOB SLAUERHOFF • 
p. 67 Soldados españoles y refugiados. Slauerhoff a propósito del honor y la pureza de los españoles – HEIN AALDERS 
p. 71 La agonía del viejo necio, enamorado de su escritura – JAN JACOB SLAUERHOFF 
p. 75 Rien ne va plus – MENNO WIGMAN



miércoles, 3 de octubre de 2018

Descuidado con la fortuna: MENNO WIGMAN

Menno Wigman (1966–2018). Poeta, traductor, ensayista y editor de poesía, está considerado el poeta en lengua neerlandesa más brillante de su generación. Sus influencias literarias caminan por el oscuro romanticismo de E. A. Poe, pasando por el simbolismo de los decadentistas Laforgue, Lorrain, y por supuesto Baudelaire y los poètes maudits, con un giro final en el que su poesía queda atravesada por el postmodernismo más absoluto. Definido como «el dandy de la desilusión», el sugerente y singular estilo de Wigman rebosa de un doloroso y agónico romanticismo que tiene lugar en oscuros poemas, no exentos de fina ironía y humor, repletos de situaciones intensas y dramáticas. 

©Bianca Sistermans
Wigman encarna a la perfección el nuevo poeta maldito, con cuya triste muerte, acaecida en febrero de 2018, los Países Bajos y la lengua neerlandesa perdieron a uno de los poetas más importantes de las últimas décadas. Descuidado con la fortuna es su último poemario, que a modo de testamento poético resume un estilo único de componer poesía.